Claves para un contrato de alquiler sin problemas

contrato de alquiler

Tu contrato de alquiler con toda tranquilidad

Claves para evitar reclamaciones por tu contrato de alquiler

Es muy habitual que cuando se alquila un inmueble, ya sea un piso, un chalet o un local comercial, e incluso un garaje, surjan disconformidades entre las partes que bien pueden evitarse si se mantiene una relación cordial entre el propietario y el inquilino. No obstante a continuación les dejamos unos consejos desde JGM Abogados.

1º.- El contrato de alquiler debe ser sencillo y lo más claro posible.

El propietario y el inquilino deberán establecer en ese documento las cláusulas que estimen procedentes para hacer valer sus derechos y obligaciones, siendo conveniente que cada parte actúe con su Abogado profesional de confianza para recibir el asesoramiento que precisan y para que plasmen en el documento las condiciones que les interesen, siendo además informados por aquellos de los problemas que podrán surgir durante el alquiler e intentar evitarlo, pactando las condiciones que interesen.

 2º.- Pagar la renta en la fecha y forma pactadas.

El pago del alquiler, por parte del inquilino, debe hacerse en la forma y fechas pactadas en el contrato, pues así se evitarán reclamaciones del arrendador que podrían acabar en un procedimiento de desahucio (Consejo.- Establezca en el contrato, una forma y fecha de pago que pueda llevar a efecto).

Por su parte el propietario arrendador, debe prever en el contrato las garantías de pago tales como aval bancario o fianzas, que le permita cobrar ante la posible morosidad de su inquilino.

3º.- El arrendatario o inquilino debe cuidar del inmueble.

El inquilino, antes de la firma del contrato o en el plazo más breve posible, después de haberlo firmado, debe comprobar el correcto funcionamiento de todos los elementos del inmueble, tales como electrodomésticos, puertas, ventanas, grifos, cerraduras, mandos de garaje, purificadores de piscina, etc… que por su parte el arrendador está obligado a entregar en perfectas condiciones de funcionamiento. Las fianzas o avales deberán cubrir también los daños que puedan causarse a tales elementos

4º.- El arrendatario debe asumir las normas de la Comunidad de Propietarios.

El inquilino va a empezar a formar parte de una Comunidad que tiene unas normas establecidas y deberá asumirlas, por lo que es recomendable solicitar los Estatutos al propietario antes de la firma del contrato por si hubiera alguna estipulación que afectase de tal forma al inquilino que le llevara a no aceptarla y por tanto a no firmar el contrato.

 5º.- Establecer en el contrato de alquiler la posibilidad de llevar a cabo obras.

Es uno de los apartados que pueden resultar polémicos, pues aunque por el inquilino se estime que pueden tratarse de mejoras, debe constar en el contrato la autorización a realizarlas, que habitualmente están prohibidas sin el consentimiento expreso del propietario del inmueble. En el contrato puede pactarse lo que las partes estimen conveniente (desde que las obras quedan como mejora del inmueble, a que se tiene en cuenta como reducción del precio de la renta, o que queden en beneficio de la propiedad sin que quepa compensación).

6º.- Reparación de desperfectos. 

Es importante indicar con la mayor concreción posible quien será responsable de los daños o desperfectos ocasionados en el inmueble, bien sea por el uso normal y transcurso del tiempo o bien por daños derivados del mal uso de los mismos.

 7º Suministros de la vivienda, gastos e impuestos.

El contrato debe recoger  quien ha de abonar los suministros y gastos (que suelen ser de cuenta del inquilino) y los impuestos (que lo normal es que los pague el propietario). Es decir, aquello que grava la ocupación del inmueble deberá ser abonado por el inquilino y si grava la propiedad, el propietario, si bien debe establecerse expresamente en el contrato para que así sea y por ello es conveniente que los suministros estén a nombre del inquilino y los impuestos a nombre del propietario.

8º.- El momento de la finalización del contrato de alquiler y el abandono de la vivienda

El inmueble debe dejarse en idénticas condiciones en las que se recibió para no perder fianzas o que se ejecuten avales. Esas idénticas condiciones deben incluir la limpieza y en multitud de ocasiones nos encontramos con reclamaciones por estos motivos.

Si tienes cualquier duda y quieres ayuda profesional, pincha aquí y recuerda que la primera consulta es gratuita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *