El trabajo doméstico en la Separación de Bienes

El Trabajo doméstico en la Separación de Bienes tendrá su valoración si el matrimonio se divorcia, se separa o se declara la nulidad.

Para que la dedicación a las labores domésticas sea valorada si llega el momento del fin del matrimonio, ese cónyuge ha tenido que  haberse dedicado en exclusiva a las labores domésticas.

Es decir su aportación a las cargas familiares exclusivamente han sido la realización de dichas labores domésticas.

Establece el artículo 1438 del Código Civil  que “Los cónyuges  contribuirán al sostenimiento de las cargas del matrimonio. A falta de convenio lo harán proporcionalmente a sus respectivos recursos económicos, el trabajo para la casa será computado como contribución a las cargas y dará derecho a obtener una compensación que el Juez señalará, a falta de acuerdo,  a la extinción del régimen de separación.”

Esto quiere decir que si uno de los cónyuges ha dedicado su vida al trabajo doméstico y cuidado de los hijos, en caso de haberlos, con los sinsabores  y sacrificios que ellos supone, tendrá derecho a una compensación económica si llega el fin del matrimonio.

El motivo de tal compensación es que esas cargas familiares debieron atenderse por ambos cónyuges y sólo los realizó uno de ellos en beneficio de la familia que formaban.

La Sentencia del Tribunal Supremo de 25 de noviembre de 2015 lo justificó de esta forma:

 “…la esposa se ha dedicado de forma exclusiva a las tareas del hogar durante la vigencia del matrimonio, haciéndolo el marido fuera de la casa, bien es cierto que con la ayuda inestimable del servicio doméstico e incluso de un chofer pues sobre ella recaía, la “dirección del trabajo doméstico, el interés de la familia y el amor por la prole, que difícilmente forman parte de las tareas domésticas realizadas por el servicio doméstico

La norma recomienda establecer esa compensación de mutuo acuerdo y en caso de que éste no pueda ser alcanzado, será el Juez el que lo cuantifique con independencia  de la capacidad económica del obligado y sin que el que lo perciba se encuentre en situación de necesidad. De hecho, éste puede tener un importante patrimonio y sin embargo recibir esta compensación.

Es recomendable establecer en capitulaciones matrimoniales un acuerdo sobre esta cuestión para establecer los criterios para su cálculo.

Esta compensación económica por haberse dedicado en exclusiva a las labores domésticas en el caso de Separación de Bienes será plenamente compatible con la posibilidad de la pensión compensatoria por desequilibrio que prevé el artículo 97 del Código Civil:

“El cónyuge al que la separación o el divorcio produzca un desequilibrio económico en relación con la posición del otro, que implique un empeoramiento en su situación anterior en el matrimonio, tendrá derecho a una compensación que podrá consistir en una pensión temporal o por tiempo indefinido, o en una prestación única, según se determine en el convenio regulador o en la sentencia.

A falta de acuerdo de los cónyuges, el Juez, en sentencia, determinará su importe teniendo en cuenta las siguientes circunstancias:

1.ª Los acuerdos a que hubieran llegado los cónyuges.

2.ª La edad y el estado de salud.

3.ª La cualificación profesional y las probabilidades de acceso a un empleo.

4.ª La dedicación pasada y futura a la familia.

5.ª La colaboración con su trabajo en las actividades mercantiles, industriales o profesionales del otro cónyuge.

6.ª La duración del matrimonio y de la convivencia conyugal.

7.ª La pérdida eventual de un derecho de pensión.

8.ª El caudal y los medios económicos y las necesidades de uno y otro cónyuge.

9.ª Cualquier otra circunstancia relevante.

En la resolución judicial o en el convenio regulador formalizado ante el Secretario judicial o el Notario se fijarán la periodicidad, la forma de pago, las bases para actualizar la pensión, la duración o el momento de cese y las garantías para su efectividad”.

Consúltenos sin compromiso: En JGM Abogados somos especialistas y nuestra primera consulta es gratuita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *