LA COLACION

La colación es la incorporación que hay que hacer a los bienes de que se compone una herencia de todas las disposiciones a titulo gratuito hechas por el testador en vida.

Así lo establece el artículo 1035 del Código Civil cuando dice:

El heredero forzoso que concurra con otros que también lo sean a una sucesión, deberá traer a la masa hereditaria los bienes o valores que hubiese recibido del causante de la herencia en vida de éste, por dote, donación u otro título lucrativo, para computarlo en la regulación de las legítimas y en la cuenta de la partición”.

Es decir la Ley impone al heredero forzoso, cuando haya dos o más herederos forzosos, a sumar a la masa hereditaria los bienes que haya recibido durante la vida del fallecido, de éste, para que sean computados, salvo que cuando tuvo lugar la donación, se hubiera dispuesto expresamente o si el donatario repudiare la herencia, según indica el artículo 1036 del Código Civil.

También serán colacionables las cantidades satisfechas por el padre para redimir a sus hijos de la suerte de soldado, pagar sus deudas, conseguirles un título de honor y otros gastos análogos. Art 1043 del Código Civil.

La dote o donación hecha por ambos cónyuges se colacionará por mitad en la herencia de cada uno de ellos. La hecha por uno solo se colacionará en su herencia. Art. 1046

Es irrelevante la existencia o no de testamento para que se tenga en cómputo de la masa hereditaria todo lo donado por el fallecido a los que son sus herederos forzosos.

La causa de la existencia de la colación está en la protección que hace nuestro sistema jurídico de las legítimas de los herederos forzosos, evitando las diferencias que puedan existir con las donaciones que hubiera hecho el causante durante su vida.

La colación no tendrá lugar entre los herederos forzosos si el donante así lo hubiese dispuesto expresamente o si el donatario repudiare la herencia, salvo el caso en que la donación deba reducirse por inoficiosa.

No se entiende sujeto a colación lo dejado en testamento (en la parte de libre disposición) si el testador no dispusiere lo contrario, quedando en todo caso a salvo las legítimas.

Es decir, colacionar depende de la voluntad del donante, presumiendo si no se dice nada, que las donaciones hechas en vida a las herederos forzosos, se hacen con el carácter de anticipo de lo que al heredero forzoso le correspondería, pero el donante puede declarar expresamente lo contrario (en el momento de la donación o en cualquier otro momento) al hacer la donación y entonces eso donado no será colacionable, no será tenido como anticipo.

Hay algunos bienes que no son colacionables, es decir que no hay que traerlos a la masa hereditaria:

1.- Los padres no estarán obligados a colacionar en la herencia de sus ascendientes lo donado por éstos a sus hijos. Art. 1039.

2.- Tampoco se traerán a colación las donaciones hechas al consorte del hijo; pero si hubieren sido hechas por el padre conjuntamente a los dos, el hijo estará obligado a colacionar la mitad de la cosa donada. Art. 1040.

3.- No estarán sujetos a colación los gastos de alimentos, educación, curación de enfermedades, aunque sean extraordinarias, aprendizaje, equipo ordinario, ni los regalos de costumbre,

Tampoco estarán sujetos a colación los gastos realizados por los padres y ascendientes para cubrir las necesidades especiales de sus hijos o descendientes con discapacidad. Art. 1041.

4.- No se traerán a colación, sino cuando el padre lo disponga o perjudiquen a la legítima, los gastos que éste hubiere hecho para dar a sus hijos una carrera profesional o artística; pero cuando proceda colacionarlos, se rebajará de ellos lo que el hijo habría gastado viviendo en la casa y compañía de sus padres. Art. 1042.

5.- Los regalos de boda, consistentes en joyas, vestidos y equipos, no se reducirán como inoficiosos sino en la parte que excedan en un décimo o más de la cantidad disponible por testamento. Art. 1044.

La forma de valorar los bienes sujetos a colación se hará mediante el cálculo del importe de lo donado en el tiempo en el que se evalúen los bienes hereditarios y si lo donado hubiera aumentado o perdido su valor parcial o totalmente, será a cargo y riesgo o beneficio del donatario. Art. 1045.

Así pues, una vez tomada en consideración en la masa hereditaria, el importe de los bienes colacionables, el heredero forzoso que fue beneficiado con la donación tomará de menos en su parte, como ya hubiese recibido, percibiendo sus coherederos forzosos, el equivalente, en cuanto sea posible, en bienes de la misma naturaleza, especie y calidad. Art. 1047.

No obstante si los bienes donados fueren inmuebles, los coherederos tendrán derecho a ser igualados en metálico o valores mobiliarios y si no es posible, se venderán otros bienes en pública subasta en la cantidad necesaria.

Cuando los bienes donados fueren muebles, los coherederos sólo tendrán derecho a ser igualados en otros muebles de la herencia por el justo precio, a su libre elección. Art. 1048.

Los frutos e intereses de los bienes sujetos a colación no son colacionables sino desde el día en que se abra la sucesión. Para regularlos, se atenderá a las rentas e intereses de los bienes hereditarios de la misma especie que los colacionados. Art. 1049.

Consúltenos sin compromiso: En JGM Abogados somos especialistas y nuestra primera consulta es gratuita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *