Llevarse dinero del Banco antes del divorcio

Llevarse dinero del Banco antes del divorcio. Es lamentablemente habitual encontrar que clientes cuando vienen al despacho a consultar sobre su divorcio, nos indiquen que su cónyuge se ha llevado la mitad del dinero que tenían en las cuentas de las que ambos son titulares, estando vigente la Sociedad de Gananciales, en el mejor de los casos o que directamente ha vaciado las cuentas.

La Sociedad de Gananciales estará vigente  hasta que no se disuelva en virtud de la Sentencia de Divorcio y es la Sociedad de Gananciales la encargada del mantenimiento de la familia, de la alimentación y de la educación de los hijos.

Así lo dice el artículo 1362 del Código Civil, que indica:

“Serán de cargo de la sociedad de gananciales los gastos que se originen por alguna de las siguientes causas:

1.ª El sostenimiento de la familia, la alimentación y educación de los hijos comunes y las atenciones de previsión acomodadas a los usos y a las circunstancias de la familia.

La alimentación y educación de los hijos de uno solo de los cónyuges correrá a cargo de la sociedad de gananciales cuando convivan en el hogar familiar. En caso contrario, los gastos derivados de estos conceptos serán sufragados por la sociedad de gananciales, pero darán lugar a reintegro en el momento de la liquidación.

2.ª La adquisición, tenencia y disfrute de los bienes comunes.

3.ª La administración ordinaria de los bienes privativos de cualquiera de los cónyuges.

4.ª La explotación regular de los negocios o el desempeño de la profesión, arte u oficio de cada cónyuge”.

Durante la convivencia de un matrimonio cuyo régimen económico es el de la Sociedad de Gananciales, de forma ordinaria se presume que todos los gastos, disposiciones o inversiones que realice uno de los cónyuges, se hace siempre en  beneficio de la familia y por tanto de la propia Sociedad de Gananciales. No obstante, esta presunción admite prueba en contrario.

Sin embargo, como hemos comentado, en situaciones de crisis, previo a que uno de los cónyuges abandone el domicilio familiar o presente la Demanda de Separación o Divorcio, éste procede a disponer de alguna cantidad sin el consentimiento, ni el conocimiento del otro.

En ese caso, resulta evidente que habrá que considerar la cantidad retirada como integrante del activo del inventario de la Sociedad de Gananciales al momento de su liquidación y por eso, en situaciones de crisis matrimonial que desembocan en una ruptura del matrimonio, los Tribunales invierten la carga de la prueba, debiendo ser el que retiró la cantidad de cierta importancia el que justifique que lo hizo en beneficio de la Sociedad de Gananciales, pues se le va a presumir que si lo hizo en situación de crisis aún sin ruptura de la convivencia matrimonial, lo hizo en beneficio propio.

Por su parte, el artículo 1390 del Código Civil establece:

Si como consecuencia de un acto de administración o de disposición llevado a cabo por uno solo de los cónyuges hubiere éste obtenido un beneficio o lucro exclusivo para él u ocasionado dolosamente un daño a la sociedad, será deudor a la misma por su importe, aunque el otro cónyuge no impugne cuando proceda la eficacia del acto”.

Y finalmente el artículo 1391:

“Cuándo el cónyuge hubiere realizado un acto en fraude de los derechos de su consorte será, en todo caso, de aplicación lo dispuesto en el artículo anterior y, además, si el adquirente hubiere procedido de mala fe, el acto será rescindible”.

Consúltenos sin compromiso: En JGM Abogados somos especialistas y nuestra primera consulta es gratuita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *