Medidas provisionales y medidas previas

Las medidas provisionales  y las medidas previas en un divorcio son cuestiones distintas y se solicitan por motivos diferentes.

I.- LAS MEDIDAS PROVISIONALES O COETÁNEAS.- Debido al tremendo retraso de los Juzgados en tramitar los procedimientos judiciales de familia, es además de habitual muy conveniente solicitar estas medidas que regirán las relaciones entre los cónyuges mientras se obtiene una Sentencia Firme de Divorcio, Separación o Nulidad.

Cuando se solicitan estas medidas, termina la presunción de convivencia de los cónyuges, de ganancialidad de sus bienes y se entienden revocados los poderes que se hayan dado recíprocamente éstos.

Están reguladas en el artículo 773 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que establece:

“El cónyuge que solicite la nulidad de su matrimonio, la separación o el divorcio podrá pedir en la demanda lo que considere oportuno sobre las medidas provisionales a adoptar siempre que no se hubieren adoptado con anterioridad. También podrán ambos cónyuges someter a la aprobación del Tribunal, el acuerdo a que hubieren llegado sobre tales cuestiones. Dicho acuerdo no será vinculante para las pretensiones respectivas de las partes, ni la decisión que pueda adoptar el Tribunal en lo que respecta a las medidas definitivas…”

Es decir, las medidas provisionales o coetáneas son aquellas que se pueden solicitar, ya se de común acuerdo o por uno sólo de los cónyuges, en la propia la Demanda de Divorcio, de Nulidad o de Separación para que establezcan las relaciones entre los cónyuges, mientras que se tramita su procedimiento judicial.

Lo que se solicita mediante estas medidas provisionales o coetáneas es que de forma provisional se regulen asuntos como la patria potestad, la guarda y custodia de los hijos, la atribución de la vivienda familiar, la pensión de alimentos, el régimen de visitas, las contribuciones a las cargas familiares y la salvaguarda de la Sociedad de Gananciales.

Si hay acuerdo entre las partes y el Ministerio Fiscal otorga su conformidad a dichas medidas, se aprobarán sin más trámite. Si no hubiera acuerdo o el Ministerio Fiscal no mostrara su conformidad, se celebrará una Vista en la que las partes (incluido el Fiscal) propondrán las pruebas que estimen pertinentes y el Juez dictará una resolución irrecurrible, que decidirá al respecto.

II.- MEDIDAS PREVIAS O PROVISIONALÍSIMAS tienen el mismo fundamento, paliar el retraso judicial y son aquellas medidas que se solicitan ANTES de que se interponga la Demanda al no haber tenido tiempo de presentarla (pero que habrá de presentarse en el máximo de 30 días después).

En estos casos deben existir razones de emergencia que lo justifiquen, tales como estados de necesidad, agresiones contra los hijos, violencia sobre la mujer, etc..

Están reguladas en el artículo 771 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y de la misma forma que las anteriores se solicitará del Juzgado que adopte medidas sobre la patria potestad, la guarda y custodia de los hijos, la atribución de la vivienda familiar, la pensión de alimentos, el régimen de visitas, las contribuciones a las cargas familiares y la salvaguarda de la Sociedad de Gananciales.

Estos motivos deben ser muy claros y aportarse pruebas que lo justifiquen porque el Juez va a tomar su decisión irrecurrible, tras una comparecencia  para intentar un acuerdo entre las partes.

Cuando se dicte Sentencia Firme de Divorcio, Separación o Nulidad, las medidas provisionales o coetáneas (las solicitadas en la Demanda) y las medidas previas o provisionalísimas (las solicitadas antes de presentar la Demanda) quedarán revocadas por las decisiones tomadas al respecto en cada materia en la Sentencia.

Consúltenos sin compromiso: En JGM Abogados somos especialistas y nuestra primera consulta es gratuita.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *