La modificación de medidas.

La modificación de medidas paternofiliales. En las Sentencias de separación o divorcio, o cuando en una pareja con hijos que decide separarse, se establecen unas medidas respecto de los menores en cuento a:

  • La patria potestad,
  • La guarda y custodia,
  • Un régimen de visitas,
  • La atribución del uso del domicilio familiar,
  • Un importe en concepto de pensión de alimentos,
  • E incluso una posible pensión compensatoria a favor de uno de los cónyuges.

Estas medidas pueden haber sido adoptadas de común acuerdo entre los cónyuges que deciden poner fin a su matrimonio o unión

No obstante, esas medidas no son inamovibles sino que pueden ser modificadas si existe una modificación sustancial de las condiciones personales de los excónyuges o en las necesidades de los hijos.

Esta posibilidad se encuentra prevista en el artículo 90 del Código Civil, que establece:

“…Las medidas que el juez adopte en defecto de acuerdo o las convenidas por los cónyuges judicialmente, podrán ser modificadas judicialmente o por nuevo convenio aprobado por el juez, cuando así lo aconsejen las nuevas necesidades de los hijos o el cambio de las circunstancias de los cónyuges…”.

Pero ¿qué significa eso de que es necesario una modificación sustancial de las circunstancias?

Significa que ha habido algún cambio importante en la vida de los progenitores o en la de los hijos menores o que aún mayores sigan siendo dependientes de sus padres y eso supone que puede solicitarse del Juzgado que sean modificadas las medias adoptadas.

No podemos establecer un listado de las posibles causas para esas modificaciones, pero si podemos adelantar que cuando se dan unas determinadas circunstancias, debe solicitarse una modificación de medidas.

Estas serían por ejemplo que uno de los progenitores se quede en paro, o que traslade su residencia a otra ciudad, o que los hijos pasen a tener unas necesidades distintas por el mero paso del tiempo, etc. En todo caso, debe de tratarse de circunstancias sobrevenidas después de dictarse la Sentencia.

El procedimiento de modificación de medidas puede llevarse de mutuo acuerdo o si no es posible, habrá que solicitarlo de forma contenciosa para que sea el juez el que decida si procede o no la modificación.

En cualquier caso, el Fiscal, que actúa para salvaguardar el beneficio de los menores, debe dar su aceptación, incluso cuando se hace de común acuerdo.

Si se hace de forma contenciosa, se presentará una demanda y se celebrará una vista para acreditar la existencia de esa modificación sustancial de las circunstancias que aconsejan la necesidad de la modificación de medidas, quedando en espera de una resolución judicial que lo decida.

Para que la modificación de medidas sea admitida se requiere que:

Que la modificación en las circunstancias haya sobrevenido con posterioridad a la Sentencia de divorcio o de medidas paternofiliales.

Esa modificación de circunstancias debe de ser importante, sustancial, y duradero en el tiempo, no algo esporádico.

No obstante en JGM creemos que es mucho mejor actuar de común acuerdo en beneficio de los menores y de las relaciones que van a afectarles.

Consúltanos sin compromiso. Somos especialistas en procedimientos de familia desde hace más de 30 años

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *