LOS VEHÍCULOS DE MOVILIDAD PERSONAL (VMP)

Los vehículos de movilidad personal (VMP) son cada día más frecuentes en las calles de nuestras ciudades. Nos referimos a las bicicletas, patinetes, monopatines, segways de 1 o de 2 ruedas y otros tipos de vehículos.

Su proliferación ha obligado a una regulación por parte de la Dirección General de Tráfico siendo la más actual la Instrucción de 4 de diciembre de 2019 sobre aclaraciones técnicas y criterios para la formulación de denuncias de vehículos ligeros propulsados por motores eléctricos.

El Real Decreto 970/2020, de 10 de noviembre, por el que se modifican el Reglamento General de Circulación, aprobado por Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre y el Reglamento General de Vehículos, aprobado por Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre, en materia de medidas urbanas de tráfico, regulan la circulación de estos VMP.

Los VMP no son considerados vehículos a motor.

Ello es así porque el Reglamento General de Circulación los excluye expresamente al igual que a los ciclomotores, los tranvías, los vehículos para personas de movilidad reducida y las bicicletas de pedaleo asistido.

Puede ponerse multa a sus conductores

No obstante, la persona que lo maneje tiene la consideración de conductor y debe cumplir con las normas de circulación. Además podrán ser multados si circulan por las aceras o calle peatonales, si utilizan el móvil o auriculares. Además, como los conductores de vehículos a motor, están obligados a someterse a pruebas de alcoholemia o drogas y pueden ser sancionados si no lo hacen o si arrojan un resultado positivo.

El vehículo de movilidad personal (VMP) está definido en el artículo 22 bis del Reglamento General de Vehículos conforme al Real Decreto 970/2020, de 10 de noviembre:

“Vehículo de una o más ruedas dotado de una única plaza y propulsado exclusivamente por motores eléctricos que pueden proporcionar al vehículo una velocidad máxima por diseño comprendida entre 6 y 25 km/h. Sólo pueden estar equipados con un asiento o sillín si están dotados de sistema de autoequilibrado. Se excluyen de esta definición los Vehículos sin sistema de autoequilibrado y con sillín, los vehículos concebidos para competición, los vehículos para personas con movilidad reducida y los vehículos con una tensión de trabajo mayor a 100 VCC o 240 VAC, así como aquellos incluidos dentro del ámbito del Reglamento (UE) n.º 168/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de enero de 2013”.

Los VMP tienen limitada su movilidad.

Les está prohibida su circulación por las aceras y calles peatonales, cabiendo la excepción cuando se trate únicamente de monopatines, patines o aparatos similares que lo hagan exclusivamente a paso de persona.

Tampoco pueden circular por túneles urbanos ni por travesías, vías interurbanas y autopistas y autovías que transcurren dentro de poblado.

El artículo 22 bis del Reglamento General de Vehículos conforme al Real Decreto 970/2020, de 10 de noviembre define QUE SON LAS BICICLETAS DE PEDALEO ASISTIDO:

“Bicicleta de pedales con pedaleo asistido: bicicletas equipadas con un motor eléctrico auxiliar, de potencia nominal continua máxima inferior o igual a 250 W, cuya potencia disminuya progresivamente y que finalmente se interrumpa antes de que la velocidad del vehículo alcance los 25 km/h o si el ciclista deja de pedalear”.

Es decir, la bicicleta cuyo motor sea menor de 250 W, y que no alcance una velocidad superior a los 25 km/h, y que no incorpore un acelerador para la propulsión, pueden circular como una bicicleta tradicional (sin asistencia).

Hay algunas bicicletas motorizadas, que son prácticamente iguales que una bicicleta de pedaleo asistido, con un funcionamiento idéntico, ya que el motor se activa con el pedaleo y deja de funcionar si éste cesa, teniendo una velocidad máxima de 25 km/h, si el motor es de 1000 W o más, será considerada ciclo de motor.

Se le pedirán las autorización administrativas a su conductor para conducir y al vehículo para circular, así como un seguro de suscripción obligatoria de responsabilidad civil, si bien no tendrá la consideración de ciclomotor.

 Pero aquellas bicicletas que tengan un motor de 4000 W, y que alcancen 45 km/h, serán consideradas ciclomotores de dos ruedas, con las obligaciones que le son aplicables (seguro obligatorio, casco, permiso de conducción, revisiones ITV, matrícula).

No es obligatorio tener un seguro, pero es recomendable.

Al no tener la consideración de un vehículo a motor, no les afecta la obligación de suscribir un seguro obligatorio, aunque siempre es recomendable tenerlo para los daños que puedan causarse, ya que en caso de no tenerlo, responderán de los mismos el propietario o el conductor del VMP.

Los VMP no necesitan ninguna autorización administrativa para poder circular.

Estos vehículos no pasan una inspección técnica de vehículos (ITV) a diferencia de los vehículos a motor para verificar que se encuentran en buen estado para poder circular por nuestras vías públicas ni su conductor precisa ninguna autorización administrativa que acredite su cualificación para circular. Pueden ser conducidos por menores de edad, teniendo en cuenta que sus padres o tutores serán responsables solidarios de las multas y de los daños que puedan causar.

Esta es la gran asignatura pendiente de estos vehículos.

Si ha sufrido un accidente con un VMP contacte con nosotros sin compromiso. Podemos ayudarle ya que en JGM Abogados  somos especialistas en accidentes de tráfico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *